Departamento 20 - Consejos Consultivos

Portada del sitio > Consejos Consultivos > Córdoba ( Argentina) > El Voto del Exterior y la Reforma Constitucional

El Voto del Exterior y la Reforma Constitucional

Otro intento y van...

Viernes 5 de diciembre de 2008, por Jorge Eiris

Finalmente el camino hallado para insistir con esta vieja aspiración de las colonias de uruguayos, es el plebiscito y la Reforma de la Constitución.

La actual iniciativa, es una buena señal, sobre todo porque se desestiman del proyecto original del Senador Korseniak, otros temas como la reelección, ballotage, órganos de contralor del Estado,sobre los cuales una falta de concensos complicarían los acuerdos y se arriesgaría en unanueva frustración para la iniciativa del Voto del Exterior.

La sanción legislativa, hubiera posibilitado el ejercicio del voto en las próximas elecciones de 2009. En las nuevas condiciones será plebiscitada en los comicios y la vigencia de ese derecho será para el acto eleccionario de 2011. Como se ha dicho "la política es el arte de lo posible" y éste, hoy por hoy, parece ser el atajo más corto.

La iniciativa parte del FA y cuenta con el acuerdo de todos sus sectores internos. Pero los antecedentes preanuncian un duro debate que será acompañado por la movilización de los nucleamientos de la Diáspora,sin dudas.

Este debate servirá no solo para reparar en ese derecho postergado de los emigrados, sino una oportunidad que tiene el Estado uruguayo para fijar su mirada en 600 mil compatriotas, fuera del país, como una fuerza cultural y económica que puede participar y aportar a un Proyecto Nacional. Toda la colectividad política y la sociedad, podrán mirar a lo lejos y enfilar por el camino opuesto al que decidieron atarse una dirigencia, hace 40 años, a un modelo agotado y agravado después por las políticas neoliberales.

La Patria Peregrina, una denominación que parece esconder lo que en realidad es una herida de nuestra sociedad. Un país que tiene más de medio millón de sus hijos emigrados y una población de escasos tres millones y medio, es una sociedad injusta que niega a sus conciudadanos la autorrealización, los excluye y priva a la comunidad de talento y fuerza creadora.

El otro mensaje auspicioso a la Diáspora, es la reciente Reglamentación del Art. 74 de la Ley 18.250 de Migraciones que regula el funcionamiento de los Consejos Consultivos.

Por este camino, el de la inclusión y participación ciudadana, vendrán los cambios y el diseño de un nuevo Uruguay, donde la palabra emigración sea desterrada del léxico cotidiano de las futuras generaciones. Y la Diáspora puede sumarse generosamente a ese desafío nacional, si encuentra el eco necesario en sus dirigentes, en la creatividad política y especialmente en las convicciones.

Ahora resta esperar todo el apoyo del Estado y su Servicio Exterior en los distintos estamentos para el desarrollo y funcionamiento de los Cs. Cs. como organismos de cooperación, participación y ejecución de las políticas en marcha de vinculación con los compatriotas del exterior.

Jorge Eiris.
Miembro del Cjo. Consultivo Córdoba (RA)