Departamento 20 - Consejos Consultivos

Portada del sitio > Vinculación con el MRREE > En relación a uruguaya/os en el exterior

En relación a uruguaya/os en el exterior

3 de noviembre 2011

Miércoles 21 de marzo de 2012

Comisión de Asuntos
Internacionales
S/C Versión Taquigráfica N° 872 de 2011

MINISTERIO DE RELACIONES EXTERIORES
Versión taquigráfica de la reunión realizada
el día 3 de noviembre de 2011

(Sin corregir)

PRESIDEN: Señores Representantes María Elena Laurnaga y Daniel Peña Fernández.

MIEMBROS: Señores Representantes Fernando Amado, José Carlos Mahía, Rubén Martínez Huelmo y Jaime Mario Trobo.

DELEGADOS
DE SECTOR:
Señores Representantes José Bayardi, Gustavo Osta y Walter Souto.
ASISTEN: Señores Senadores, Enrique Rubio, Alberto Couriel, Antonio Gallicchio, Ope Pasquet, Gustavo Penadés, Mónica Xavier y señores Representantes Pablo Díaz Angüilla y Jorge Pozzi.

INVITADOS: Señores Ministro de Relaciones Exteriores, Embajador Luis Almagro; Subsecretario, Roberto Conde; Subsecretario de Defensa Nacional, Jorge Menéndez; Subsecretario de Ganadería, Agricultura y Pesca, Daniel Garín; Jefe de Gabinete del Ministerio de Relaciones Exteriores y Presidente de la Comisión Administradora del Río de la Plata, Embajador Francisco Bustillo; Director General para Asuntos Políticos, Embajador Ricardo González; Director General para Asuntos Consulares y Vinculación, Embajador Andrés Peláez; Subdirector General para Asuntos Consulares y Vinculación, doctor Jorge Muiño; Director de Relaciones Institucionales, Embajador doctor Carlos Mora; Director de Asuntos de Derecho Internacional, doctor Carlos Mata; Subdirector de Relaciones Institucionales, Consejero doctor Alfredo Raggio Lafone; Asesora del Ministro de Relaciones Exteriores, Graciela García; Asesora de Dirección de Relaciones Institucionales, María del Carmen Menoni Ocampo; Contralmirante Manuel Burgos; Capitán de Navío Francisco Camaño; ingeniero Ucha; doctores Fernando Preciozzi, Víctor De Santa Ana y Gerardo Veroslaki, y Capitán de Fragata José Domínguez.

(Es la hora 16 y 18)
—— Continúa la reunión.
(Es la hora 16 y 24)
—— Se pasa a considerar el asunto que figura en segundo término del orden del día: "Situación de uruguayos residentes en el exterior".
Queremos recordar que por este tema ya recibimos al Canciller y a su equipo, a solicitud del señor Diputado Trobo, y que hace poco contamos con la presencia del equipo técnico del Departamento 20 de la Dirección General de Asuntos Consulares y Vinculación, ocasión en la que se volvió a plantear el tema. En el día de hoy lo estamos planteando nuevamente a pedido del señor Diputado Trobo y de la Comisión, que está interesada en profundizar en este aspecto y en reformular algunas preguntas que se realizaron en la última reunión y que no fueron respondidas.

SEÑOR TROBO.- Le pido disculpas al señor Ministro por tener que quedarse un rato más en el Parlamento, en realidad, no es responsabilidad nuestra, sino de los funcionarios de la Dirección de Asuntos Consulares y Vinculación, los cuales se negaron a dar respuestas en la reunión a la que hizo mención la señora Presidenta. Eso consta en la versión taquigráfica de la sesión del 14 de setiembre de 2011, instancia en la que se nos dijo que no podían responder a nuestras preguntas porque el Canciller les había ordenado hablar exclusivamente de los temas para los que fueron convocados y no hacer referencia a ningún otro asunto. Por supuesto, eso nos sorprendió, porque no hay antecedentes al respecto, ya que nunca recibimos una negativa a dar respuesta a las preguntas realizadas en una Comisión parlamentaria. Y eso desató la convocatoria al señor Canciller; como no pudimos contar con información sobre la gestión realizada -que para nosotros era muy importante- debido a que el señor Ministro dispuso que los funcionarios de dicha Dirección no aportaran datos al respecto, solicitamos su presencia en la Comisión. Por tanto, debe permanecer más tiempo en el Parlamento en virtud de su orden.
Cuando nos visitaron los integrantes de la Dirección de Asuntos Consulares y Vinculación estábamos recibiendo información sobre la deportación de uruguayos en situación irregular de otros países y ellos nos dieron información estadística o numérica de los casos y de los países referidos. También nos hablaron de las situaciones que se generaban y de la forma en la que se iban resolviendo, pero cuando quisimos conocer datos con respecto al apoyo que se le estaba brindando a los uruguayos al retornar al país -tema que ha sido muy promocionado y que ha tomado estado público en forma permanente, ya que hay un gran apoyo a nuestros compatriotas en cuanto al retorno-, no pudimos obtener más información. Obviamente, queríamos tener información sobre cuestiones vinculadas al retorno, a los apoyos que otorga la Cancillería, a los problemas que pudieron haber surgido en los distintos países, como así también obtener un conocimiento en profundidad de la perspectiva de la reunión de los Consejos Consultivos que se estaba organizando en Montevideo. Y el día de hoy, no solo queremos preguntar acerca de lo que va a pasar, sino de lo que pasó; queremos saber cuáles son las conclusiones a las que se ha llegado y como está el tema actualmente.

El señor Ministro ya lo sabe, pero quiero decirle que en esos tiempos la Cámara de Representantes aprobó rápidamente el denominado Tratado de la Apostilla, que es un tema que nuestros compatriotas en el exterior plantearon en muchas ocasiones. El tema ahora está en manos del Senado; no sabemos si lo ha aprobado, pero nosotros fuimos solícitos a la inquietud de que el tema tuviera un rápido tratamiento parlamentario. Además, yo tuve el honor, en nombre de la Comisión, de informar a la Cámara sobre el tema. Por tanto, creo que hemos hecho una contribución eficaz a las demandas que tienen nuestros compatriotas que viven en el exterior.

SEÑOR MINISTRO DE RELACIONES EXTERIORES.- Supongo que se debe a un exceso de celo profesional estar todavía en Sala, pero bienvenido sea si da la oportunidad de profundizar los intercambios con el Diputado Trobo sobre estos temas. Lo conocemos como alguien preocupado por la situación de los uruguayos en el exterior, en mejorar las condiciones en que se les presta servicios a través del Departamento 20 de la Cancillería, y por la de aquellos uruguayos que retornan al país. El ejemplo citado de la aprobación de la Apostilla de la Haya es muy claro al respecto.

Voy a mencionar las principales líneas políticas. Creo que lo mejor es ir a los detalles, a través de las autoridades del Departamento 20.
Es nuestra intención dar el mayor apoyo posible a los uruguayos que retornan a nuestro país y buscar, a partir de la coordinación interinstitucional, condiciones que posibiliten que los mismos tengan una absorción rápida por nuestra sociedad. A veces eso no es tan fácil; la coordinación interinstitucional no es fácil. Se han logrado cosas importantes en materia de salud, a través de Salud Pública. Se ha avanzado en la creación de un centro del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social para atender necesidades y brindar información a estos uruguayos que retornan. A través del Ministerio de Vivienda, Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente se han procurado garantías de alquiler para vivienda para estos uruguayos. Se han resuelto temas en cuanto a los trámites para la inscripción de los hijos en el sistema educativo. Es decir que se ha avanzado. Uno nunca va a estar contento en este tema. Pero se trata de ugitar que el uruguayo sea doblemente emigrante: emigrante cuando se va, emigrante cuando retorna al país, para que, en ese momento, lo absorba una realidad nacional buena y positiva. Hemos podido constatar avances, pero no estamos conformes.

Prácticamente, los Consejos Consultivos son una institucionalidad vigente por la cual se puede extender la mano de los consulados y llegar a mayor número de compatriotas con servicios, con información o con apoyo. Creo que a futuro tenemos que ver qué necesitan los Consejos Consultivos para mejorar su actuación y si son necesarios en todos lados. Hay situaciones diferentes de acuerdo a cada país. Hay lugares en los que se me ha pedido fortalecer su labor como, por ejemplo, en México o Nueva Jersey, pero también me han dicho que en otros hacía mucho tiempo había asociaciones de uruguayos que representaban a la colonia que venían operando, a veces con cincuenta, sesenta años o más y que el Consejo Consultivo como que rompió esa lógica de trabajo y no redondeó adecuadamente lo que debía hacer. En cuanto, al número de deportados, definitivamente, lo va a dar la gente del Departamento 20.

Nuestra intención es el máximo apoyo para el país del que la persona fue deportada, a fin de que no se transforme en un estigma en la vida de ese uruguayo y que no llegue con una mancha sino que sea recibido y atendido en función de sus necesidades y sin dramatizar el caso. También esperamos que esos derechos que tenemos todos, que son civiles, políticos, económicos, sociales y culturales, también los tengan los deportados, y sean plenamente respetados, y que haya una política emigratoria nacional que actué en función de los mismos, ya sea en nuestro país o en el exterior.

SEÑOR PELÁEZ.- El Ministro ha hecho repaso de los grandes temas que hacen a la vinculación y al retorno. Es verdad que la pasada semana se realizó en Uruguay el IV Encuentro de Consejos Consultivos, al cual asistieron más de diecisiete Consejos Consultivos y alrededor de treinta y cinco delegados. Pienso que fue un encuentro muy productivo y, a la vez, muy emotivo en el cual los sentimientos estuvieron a flor de piel, que es lo que hace a la vinculación: la relación entre el país y nuestros ciudadanos o nacionales en el exterior.
Creo que la particularidad de este IV Encuentro de Consejos Consultivos es que fue un espacio de los Consejos para los Consejos. Ellos organizaron tres mesas de trabajo. Una vinculada con comunicación y relación con el país, otra de retorno y otra de vinculación. Emitieron una declaración final en la cual hacen una serie de apreciaciones. Obviamente, nosotros recogemos sus comentarios y haremos lo que esté a nuestro alcance para mejorar la calidad de vida de estas personas en el exterior. Pero también hizo una clara mención al tema retorno. Las cifras hablan claramente de que el número de compatriotas que retornan ha aumentado significativamente. El año pasado el promedio era de doscientos, ahora estamos hablando de alrededor de trescientas o trescientas cincuenta personas que pasan por la Oficina del Retorno. Obviamente, hay compatriotas que no pasan por allí, porque, de alguna manera tienen un retorno planificado. Pero está claro que hay un número importante de compatriotas que está retornando. Desde la Oficina de Retorno y Bienvenida lo que se hace es brindar la información necesaria y la articulación con otras dependencias del Estado para atender mejor sus necesidades que, básicamente, tienen que ver con el área de la salud, vivienda y trabajo. El Ministro ya lo mencionó, hay un convenio por el cual los compatriotas que retornan acceden a un año de asistencia pública. Hay un convenio con el Ministerio de Vivienda, Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente para garantía de alquiler. Se está haciendo un trabajo importante desde la Cancillería para sensibilizar a los distintos actores públicos porque, obviamente, el flujo de compatriotas que retorna es importante, como también lo es trasmitir lo que puede sentir esa persona: esa doble emigración mencionada, primero hacia el exterior y después hacia el país. El trabajo no solo se hizo en Montevideo; se ha hecho un curso de sensibilización en la Intendencia de Lavalleja. Está pendiente hacerlo en otras, a fin de comentar qué es lo que experiencia un retornado y cómo entender y comprender mejor su preocupación

Otro número clave que puede dar una pauta del volumen de compatriotas que retornan, es que en la parte de legalizaciones se están tramitando alrededor de cien vehículos por mes, lo que da la pauta de que allí hay un número importante de compatriotas. Existe un trabajo de la Oficina de Retorno y Bienvenida y de la Junta Nacional de Migración, que está integrada por el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social y por el del Interior, para atender todo lo que refiere a la problemática migratoria. El señor Ministro mencionaba la creación de la Unidad de Coordinación Interna dentro del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social en esta Rendición de Cuentas para articular mejor el tema de la reinserción laboral. Desde la Cancillería se hacen los contactos necesarios con el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social, ya sea para derivar a los compatriotas a los CEPES o para adecuar sus necesidades a la realidad laboral del país. No es menor el bajo índice de desocupación y eso da una pauta de que a veces el tema de la coordinación no es fácil a la hora de evaluar la experiencia que traen los compatriotas y la necesidad del mercado laboral. Se está trabajando en eso y creo que estamos bien encaminados.
En la reunión anterior se habló de los recursos, que son importantes para trabajar. Sin embargo, a veces hay que flexibilizar la norma o adaptar la legislación a las nuevid necesidades. A eso apunta la Apostilla de La Haya. La semana pasada se aprobó un nuevo reglamento para los Consejos Consultivos, que era uno de los reclamos del tercer encuentro. Con este nuevo reglamento, la idea es abrir la participación del ciudadano. Se trataba de un reglamento un poco estricto en cuanto a los requisitos. Se escuchó, se incorporaron los comentarios y se pudo plasmar muy rápidamente. Se busca dar una respuesta rápida a las necesidades de los compatriotas, ya sea con el trabajo con el Poder Ejecutivo -porque es un decreto- o con el Poder Legislativo para la aprobación de la Apostilla de La Haya.

También hay un trabajo de la Dirección para identificar los trámites que son necesarios agilizar e informatizar. Estamos trabajando con el nuevo sistema de pasaportes en el exterior y la posibilidad de emitir algunos documentos. La idea es que un Consulado sea la ventanilla de entrada o de trámite de un compatriota en el exterior, es decir, que sea el vínculo; que el oficial de Cancillería o que el Cónsul sea la representación de todo el Estado en el exterior y que el ciudadano pueda tramitar lo que necesita. Obviamente, eso implica un proceso importante de articulación. Creo que el pasaporte va a ser un claro ejemplo de articulación institucional. Estamos en conversaciones con la Intendencia de Canelones para que las partidas de ese departamento puedan ser emitidas en el exterior

También estamos en conversaciones con la Intendencia de Montevideo. Estamos dando pasos importantes, pero eso lleva un proceso de conversaciones y de negociaciones a la hora de brindar el servicio de la mejor manera. Se trata de ir con el servicio seguro al ciudadano, de modo de no prometer si el proceso no está completado.
Si bien se puede hablar de un trámite, debemos saber que hay una persona detrás; siempre recalcamos eso. Puede ser un pasaporte, un certificado o una gestión, pero es una persona la que está en el medio. Es importante tener en cuenta ese aspecto a la hora de cómo trabajar para atender las necesidades de los compatriotas.

SEÑOR TROBO.- Quiero formular una pregunta respecto al tema de la documentación. Se nos informa que se está tratando de acelerar los acuerdos para proceder a mecanismos de expedición de documentación más ágiles.
En la reunión que tuvimos anteriormente, el señor Ministro señaló no solo que se estaba trabajando sino su voluntad de hacerlo rápidamente para que, si fuera necesario, hubiese algún pronunciamiento legislativo sobre estas cuestiones. Digo esto porque tenemos algunos problemas, básicamente, con las competencias de los Cónsules y de qué modo estas se ejercitan a los efectos de facilitar las cuestiones. Nosotros vemos -creo que el Ministerio lo ve más en profundidad que nosotros- que hay problemas, que hay falta de sincronización, que hay ruido en la línea: una cosa dice Migración y otra la Cancillería; son dos Ministerios diferentes. Cuando se nos dice ahora que se está procurando que las partidas de Canelones puedan ser expedidas en el exterior, pienso que sería mucho mejor que dijeran que las partidas que están inscritas en el Registro Civil de todos los departamentos pudieran ser expedidas en el exterior. Yo no minimizo el esfuerzo de Canelones o el de Montevideo, pero puede ocurrir que el de Artigas no tenga ese acuerdo y que, por lo tanto, no puedan acceder a las partidas. Parece razonable que lo haga el Ministerio de Educación y Cultura, en particular el Registro Civil, porque es lo que nos garantiza a todos los uruguayos nacidos en donde fuera que podemos tener en el exterior una partida de nacimiento.

Entonces, la pregunta es por qué eso es posible trabajarlo con Canelones y no con el Registro Civil. Queremos que se aclaren todas esas cacofonías en relación al momento en que un individuo solicita un documento. Queremos saber qué avance hubo por lo menos entre la última reunión que tuvimos y esta. Estamos informados de que siguen habiendo problemas -que en aquel momento señalamos-, uno de los cuales derivaba en situaciones que para nosotros no eran justificadas y es que por el hecho de que no se consiga un documento, nuestros compatriotas terminen siendo nacionales de otros Estados. Ese es un tema preocupante, urgente y queremos ver qué grado de avance tiene al día de hoy.

SEÑOR MINISTRO DE RELACIONES EXTERIORES.- Las demoras son responsabilidad del Canciller y de su agenda internacional. En los últimos cuarenta y cinco días creo que he estado nueve o diez en Uruguay y nunca por más de tres o cuatro días.
SEÑOR TROBO.- Cuenta con un buen Subsecretario.
SEÑOR MINISTRO DE RELACIONES EXTERIORES.- Tengo un gran Subsecretario; mejor imposible. Es como un co Ministro
La hipótesis es de máxima. Nosotros queremos resolver ese tema que usted refería y que el Registro Civil entregue partidas de cualquier persona en cualquier lugar del mundo. Lamentablemente, no es tan fácil; se va ganando terreno de a poco.

SEÑOR PELÁEZ.- Respecto a las partidas, el Registro Civil se encuentra en un proceso de digitalización que es de largo plazo; no es fácil digitalizar esas partidas. La Intendencia de Montevideo inició antes el proceso. El 75% de las partidas se encuentran en Montevideo. Lo de Canelones surgió en una reunión de la Junta Nacional de Migración por un tema conexo a lo migratorio, y aceptamos el ofrecimiento. Las velocidades en las que los distintos estamentos del Estado procesan los cambios no son todas acompasadas, pero estamos tratando de apoyarlos. Vamos a tomar aquellas oportunidades que puedan resolver mejor los problemas de los compatriotas en el exterior. Obviamente que lo ideal sería el Registro, pero debemos entender que otras dependencias del Estado tienen sus tiempos, las acompañamos y los ayudamos. De todos modos, siempre es bueno buscar soluciones por otro lado que apunten a dar respuestaom los compatriotas en el exterior.
SEÑOR MUIÑO.- La Intendencia de Montevideo ya tiene el 75% digitalizado. Canelones tiene un sistema que puede llegar al Consulado para emitir las partidas y, además, firmarlas como Oficial del Registro de Estado Civil.
Me gustaría comentar algo que tiene que ver con el tema de la vinculación y del retorno, pero también con el cuarto encuentro.
Cuando terminé la reunión la otra vez -me excusé por no poder contestar las preguntas-, dije algo muy importante. La Comisión de Asuntos Internacionales trabajó muchísimo en el tema de la vinculación y del retorno de nuestros compatriotas en el exterior y una de las cosas que nos quedó grabada fue el afectuoso recibimiento que ustedes hicieron a nuestros compatriotas. Creemos que este es el camino que debemos seguir para construir una vinculación real no solo desde la Dirección General para Asuntos Consulares sino de todo el Estado.

Quería trasmitir esto porque el común denominador de nuestros compatriotas no fue solo el recibimiento de la Cancillería sino del Parlamento, del señor Presidente, del señor Ministro, de todo el equipo que forma parte de la Cancillería.

SEÑORA PRESIDENTA.- Quiero dejar constancia de que el jueves pasado, los miembros de la Comisión de Asuntos Internacionales que pudimos estar presentes, recibimos a una delegación importante del cuarto encuentro. Se nos entregaron las conclusiones y tuvimos un intercambio muy interesante sobre la agenda de corto y mediano plazo que ellos plantean. El señor Diputado Trobo estaba de licencia esa semana y por eso no tuvimos oportunidad de compartir toda la información. Fue un ejercicio muy interesante que nos compromete en varios temas que, si bien son de competencia del Poder Ejecutivo, esperamos mantener la fluidez de relacionamiento que tenemos con el D20 y la Cancillería para poder trabajar en este sentido

Algunas pequeñas cosas pueden tener que ver con cuestiones legislativas, pero nos interesa mucho estimular y apoyar e, inclusive, tener un rol de invitados en algunas instancias en las que se trabaja con temas vinculados al D20.

En su oportunidad, esta Comisión va a tener para su estudio -creo que todavía no ingresó- un artículo desglosado del Presupuesto sobre avecinamiento. Este es un tema que se habló con los Consejos Consultivos y que ahora se encuentra en la Comisión de Constitución, Códigos, Legislación General y Administración. En algún momento, tendremos que integrarnos para discutir ese tema.

Por último, quiero decir que en esa reunión informal, esta Comisión recibió una denuncia sobre el trato que reciben hispanos en Estados Unidos en particular, incluyendo uruguayos. Por lo tanto, esa denuncia se canalizará formalmente a través de la Comisión en la p. �xima reunión. Seguramente, la trabajaremos en conjunto con la Comisión de Derechos Humanos, pero quería adelantar que esa denuncia ya está instalada en esta Comisión.
SEÑOR TROBO.- Concretamente, quiero saber en qué están las gestiones con los otros Ministerios para resolver el tema de la expedición de la documentación, del pasaporte, por parte de nuestros Consulados. Este es un tema muy importante. Me gustaría conocer las demoras que hay hoy en día, si se están resolviendo las cuestiones de competencias y si se está unificando la ventanilla para que no termine siendo una cuestión que resuelve un funcionario en la calle Misiones y que termina afectando el derecho que tiene un compatriota de recibir su documento.

Además, en su momento, conversamos de la necesidad de arbitrar los mecanismos para que los Consulados de Uruguay en el exterior oficien como Oficiales del Registro del Estado Civil, es decir, para que puedan inscribir el nacimiento de hijos de uruguayos. De lo contrario, la cuestión deriva en un trámite que tiene que hacer la familia, mandar los papeles, etcétera. Es como cuando se solicita un pasaporte, que al final uno tiene que hablar con un amigo para conseguir un certificado de habilitación policial para la expedición del documento. Es toda una complicación que hace demasiado complejo el trámite. Esas dos cuestiones son muy importantes. Hace unos seis o siete meses, nosotros recibimos al Director Nacional de Migración y al Director General para Asuntos Consulares y Vinculación. En esa reunión nos dijeron: "Estamos tratando de ponernos de acuerdo; estamos trabajando". Después, recibimos al Ministro, que nos dijo: "Estamos trabajando". Bueno, ¿en qué estamos? Para ver cuáles son los límites temporales que tenemos hacia el futuro para esos temas.

SEÑOR PELÁEZ.- Con respecto al nuevo sistema de pasaporte en el exterior, puedo hablar con conocimiento de causa, porque he estado siguiendo su proceso de elaboración y de cambio. Es verdad, estuvimos hablando de ese tema hace seis meses con ustedes.
Al día de hoy, el software está terminado. Hubo unas demoras, porque no se podía encontrar un problema técnico que había en la comunicación entre Cancillería y la Dirección Nacional de Identificación Civil. Ese tema técnico nos demoró más de lo debido, pero fue encontrado y solucionado. El sistema está terminado. Nos queda hacer una prueba piloto aquí en Montevideo, para ver que todo funcione bien. Lo próximo es ir a nuestro Consulado General en Buenos Aires, para realizar la primera experiencia piloto. Creo que, en este caso, lo novedoso del sistema es el trabajo interinstitucional, porque el Consulado tomará los datos biométricos del compatriota, a través de lo que llamamos el "kit pasaporte", que es un escáner de huellas, una tabla digitalizadora y una cámara digital. Esa información va a viajar vía segura a los servidores del Ministerio. Serán tomados por la Dirección Nacional de Identificación Civil, que corroborará los datos, imprimirá el pasaporte y nos lo hará llegar. Nosotros se lo haremos llegar al ciudadano de la forma más rápida: a través del Consulado correspondiente. Creo que lo novedoso es este trabajo interinstitucional con el Ministerio del Interior. Habrá una base única de pasaportes emitidos. Van a estar centralizados en el país, con lo cual se cumple con los máximos requisitos de seguridad. Será llenado en forma electrónica.

Uno de los grandes inconvenientes que hemos tenido es que los pasaportes se llenaban a mano. Esto va a elevar el prestigio del Uruguay en cuanto a un documento de viaje tan importante como es el pasaporte.

Con respecto al tema de la función del cónsul como Oficial del Registro Civil, quiero decir que desde que asumimos la Dirección en marzo, estamos en un proceso de elaboración de una nueva propuesta de ley consular, que ya tiene alrededor de cien años. Nos parece oportuno hacer esa actualización e integrar este tema para que los cónsules tengan la capacidad de registro -que, a su vez, va en coordinación con el Registro Civil- a los efectos de tener el mejor sistema para que eso se haga en forma electrónica, lo más rápidamente posible. Ahí apelamos a los señores legisladores, para que cuando vengamos a presentar el nuevo proyecto de ley consular, así como con la apostilla, le den la máxima prioridad posible, para darle la importancia que se debe. Desde la Cancillería y desde otros ámbitos del Estado, se le está dando la máxima prioridad y coordinando todos estos temas que antes costaba hacerlo, pero que son importantes y que se están haciendo.

Creo que el mejor ejemplo es el del pasaporte en el exterior. Estamos trabajando con la máxima premura para que eso quede finiquitado e ir construyendo hacia arriba, hacia otros trámites, como puede ser el certificado de antecedentes y, esperemos que en un futuro muy cercano, la cédula de identidad.

Quiero recalcar un tema sobre el nuevo sistema de pasaporte en el exterior. Para muchos compatriotas, era una complicación tramitar el certificado de antecedentes judiciales en el actual sistema. Con el nuevo sistema, ese proceso ya estará incluido, por lo que el compatriota se tiene que despreocupar. El Consulado le toma los datos y todo el trámite es interno. Yo creo que es un aporte, un primer paso. Estamos construyendo para ir a más.

SEÑOR PEÑA FERNÁNDEZ.- Por distintas causas, hemos tenido mucho relacionamiento con los Estados Unidos. Se nos ha hablado de la falta de material en todos los Consulados de Estados Unidos, básicamente porque se estaba procesando la tableta electrónica.

Según la información brindada por el señor Embajador Peláez, se estaría terminando con esa etapa, comenzando con una piloto. Entonces, no podemos pensar en que esto se resuelva rápidamente. Por ejemplo, el único caso que conozco directamente es que en Estados Unidos en varios Consulados hay falta de material. Entonces, quisiera saber cómo se procesan estos dos pasos: el tiempo que se espera para que esto empiece a funcionar y la falta de material en algunos Consulados, para que esto realmente funcione como corresponde.

Queremos saber cuáles son los plazos que más o menos se están manejando, porque estamos ante una realidad que hace años no teníamos los parlamentarios, pero que hoy, sobre todo quienes estamos en esta Comisión -quizá no tanto como ustedes, pero sí permanentemente por distintos conocidos-, recibimos esos planteos en nuestros despachos.

SEÑOR PELÁEZ.- Precisamente, el martes llamó una compatriota desde Estados Unidos para plantear la situación que se está viviendo ante la escasez de libretas. Hemos tomado las medidas del caso, ya sea con un decreto, permitiendo la extensión de la validez del documento por dos años más, en aquellos casos que hayan cumplido los diez años de validez. Está en proceso de arribar la licitación de nuevas libretas.
Lamentablemente, nos agarró un proceso concomitante de la escasez de libretas y el nuevo sistema. Estamos tratando de tener en funcionamiento el programa lo antes posible. Hemos transmitido a todos los compatriotas que entendemos la situación y que estamos trabajando denodadamente para terminar con el sistema. Muchas veces nos preguntan cuándo estará pronto el sistema. Lamentablemente, a veces los temas técnicos son un poco escurridizos y es difícil identificar dónde está el problema. En este caso, se trata de un programa que, además, tiene que estar perfectamente elaborado, porque no podemos permitir que, en el exterior, el programa quede con algún error y que el ciudadano reciba un pasaporte que esté mal elaborado. Estamos tratando de solucionar el tema técnico -eso ya fue abordado-, ahora falta el piloto en Montevideo y, seguidamente, ir a Buenos Aires, para ir después, paulatinamente, cubriendo las necesidades de nuestros Consultados en el exterior, en aquellos lugares que son más necesarios.
SEÑOR BAYARDI.- Lamento tener que complicársela, señora Presidenta, pero quería decir en presencia del señor Ministro que la preocupación que entendí tiene el señor Diputado Trobo…

(Diálogos)

—— … tiene relación con la interpretación del artículo 74 de la Constitución de la República. Según Justino Jiménez de Aréchaga -para no usar palabras de otro-, esos términos utilizados en la Constitución de la República son de una manifiesta impropiedad. Digo esto, porque me parece bien que se aceleren todos los trámites para facilitarle la vida a la gente, esté donde esté. En todo caso, es un tema técnico que exige que esté la voluntad política de que las cosas se cumplan. Después, los técnicos lo podrán solucionar o no. El señor Ministro me mirará y me dirá que eso es fácil de decir para alguien que, como yo, estuvo en un Ministerio en el que por no cumplir las cosas había un nivel de sanciones interesante. Ojalá que la tuvieran todos los Ministerios. La máquina funciona bastante aceitada; muy aceitada, en cuanto a hacer cumplir las cosas.

(Diálogos)

—— En el propio Derecho acabamos de ver en el plano de la Justicia lo que ha pasado. Pero, desde el punto de vista del cumplimiento de lo que se manda, sin duda el sistema está aceitado.

(Diálogos.- Respuesta del orador)

—— Tiene que ver con un tema que conoce el señor Ministro, la asesora del señor Ministro y el señor Embajador Peláez: el artículo 74 de la Constitución de la República relativo a la exigencia al avecinamiento. Yo creo que se actuó con celeridad en esta oportunidad de la Rendición de Cuentas, para dar una solución al tema del avecinamiento. En mi opinión, creo que nos quedamos cortos, y lo transmití de esa manera. Creo que al avecinamiento hay que pedirle un requisito mínimo básico -pero no sólo un requisito- que es que cuando ingresa al país, permanezca más que lo que le está permitido, sin autorización, permanecer a un extranjero que no es hijo de padre o madre uruguaya. Esta es mi opinión -trataré de hacer lo imposible por corregirlo-, que presupone que, como máxima exigencia de avecinamiento, tenga que estar noventa días más uno y después, si quiere estudiar, estudia; si quiere trabajar, trabaja; si quiere alquilar, alquila; si quiere comprar, compra y si quiere hacer lo que quiere, lo hace, pero no hay que exigirle que haga ninguna de esas cosas. Si quiere venir a tomar mate en la rambla de Montevideo, le alcanza para estar avecinado si está noventa y un días tomando mate, si tiene quién le de la yerba. Este es mi concepto, que quiero transmitirlo y con el que voy a insistir en el correr de la presente Legislatura.

Hay otro problema que, a mi juicio, es más preocupante: si a un hijo de padre o madre uruguayo, nacido fuera del territorio, le podemos extender la nacionalidad sin avecinarse. La Constitución de la República, por ese artículo que fue catalogado por lo bajo -en la lectura que hizo Justino Jiménez de Aréchaga, yo hubiera hecho otra peor- en el sentido de que es impropio, en realidad es una especie de aberración en nuestra Constitución. Me refiero a la que confunde nacionalidad con ciudadanía -hecho que venimos confundiendo desde 1830- en el entendie de que hay una exigencia de avecinamiento y que el avecinamiento no se adquiere por el hecho de vivir en la legación de Uruguay en Londres, sino por afincarse en los límites naturales del país, tema sobre el que tenemos un problema. El avecinamiento no se adquiere por el hecho de vivir en la legación de Uruguay en Londres. El artículo 74 confunde nacionalidad y ciudadanía -toda la Constitución de la República la confunde-, a tal grado que uno puede ir a Estados Unidos y nacionalizarse norteamericano, pero no puede en el Uruguay nacionalizarse uruguayo si no es hijo de padre o madre uruguaya nacida en el extranjero. Esta es una discusión que estoy anunciando vamos a dar. Acá hay muchos funcionarios de carrera del Uruguay. En realidad, si han tenido muchos hijos que nacieron en otro lado, han tenido problemas con los hijos que nacieron afuera.

Digo esto porque tengo una preocupación y es la siguiente. En realidad, por suerte estamos revirtiendo las corrientes migratorias. Por los datos que se anunciaba recién, están regresando 350 compatriotas por mes. Ahora queda claro que era por mes, porque se dijo que alrededor de 100 por mes estaban tratando de regularizar automóviles. Pensé que tal vez alguno estaba tratando de regularizar más de uno. Pero veo que la cifra era por mes lo que me parece imponentemente importante este regreso, por decirlo de alguna manera. No obstante, yo creo que el tema de cualquier consideración que implique hoy por hoy -sin modificar la Constitución de la República- otorgar la nacionalidad fuera del territorio sin avecinarse, va contra lo que plantea, por un lado, la Constitución de la República. Y, por otro, en la medida en que los regímenes del "ius soli" o del "ius sanguini" depende de los países que lo den -que están enmarcados en una convención internacional que obliga a no dejar apátrida a ninguno-, obliga a los Estados en donde se nace a que si no tienen la nacionalidad, debe dárseles la nacionalidad de ese país, lo que ha servido para regularizar muchas situaciones de compatriotas en el exterior que, si no, hubieran tenido muchos problema en el pasado y probablemente todavía hoy los tengan, a pesar del regreso de muchos otros conciudadanos.

Este es un tema que no quiero discutir ahora; solo quiero dejar planteado mi punto de vista. Por más que la tecnología nos permita realizar trámites "on line", prácticamente, en el momento en que lo hacemos, hoy por hoy, no estamos facultados a dar la nacionalidad en un destino que esté ubicado fuera de nuestro territorio nacional; no importa -reitero- si hablamos de una legación o de un ámbito consultar, de una embajada en el exterior.
Quiero dejar planteado esto porque, seguramente, es una discusión que vamos a tener y que creo que debemos tener. Esto fue planteado en la discusión que se dio en la comparecencia anterior a la que se hizo referencia -no estuve, pero leí la versión taquigráfica-, como se dijo recién.

SEÑOR TROBO.- Se nos dijo que se está elaborando un proyecto de ley al respecto con relación a la cuestión consultar. ¿Cuándo lo enviaría el Poder Ejecutivo para la consideración del Parlamento?

SEÑOR PELÁEZ.- Esto implicará una reglamentación posterior en lo que tiene que ver con la actuación consular en el exterior. También se está trabajando con los escribanos y contiene otros temas conexos, por lo que llevará algún tiempo su elaboración; no puedo dar un tiempo preciso.
Hay un primer borrador de proyecto; en forma conexa, se prepara un decreto reglamentario que permitirá reglamentar el funcionamiento de los Consulados y de los funcionarios que cumplen tareas consulares.
No me atrevo a dar un tiempo, porque sería imprudente de mi parte, pero ya tenemos un primer borrador sobre el que se está trabajando y sobre el que se está haciendo consultas con otras entidades para que refleje la nueva realidad.

SEÑOR OSTA.- Previo al cierre de la sesión, creo que hará bien a la Comisión considerar otro asunto en líneas generales.
A cuenta de otras instancias legislativas que han sido anunciadas en términos de Comisión General o de interpelación por la oposición, básicamente en el Senado, quiero aprovechar la oportunidad en que comparece el señor Ministro para dar nuestro respaldo y apoyo, desde el punto de vista institucional y político, a la posición política adoptada por nuestro representante en la Comisión Administradora del Río Uruguay, el ex Vicepresidente de la República Luis Hierro López, en cuanto a denunciar públicamente la negativa de la delegación argentina de hacer público el resultado de tres informes que, a nuestro juicio, necesariamente, hoy deberían ser de conocimiento de la opinión pública.

Decimos esto porque, obviamente, esa posición política asumida por nuestro representante en la Comisión no es fruto de una reacción juvenil provocada por la inexperiencia. Nuestro representante en la Comisión es un hombre de larga trayectoria, que ocupó cargos muy importantes en la República -fue ex Vicepresidente de la República-; si entendió necesario hacer esa denuncia a efectos de que la opinión pública tomara conocimiento de la situación real, fue porque consideró que esa era la mejor forma de defender los intereses de la República.

Está claro que en los términos del acuerdo interpartidario al que se llegó en el año 2010, en el que la oposición integró espacios de la Administración, desde un inicio, fue con el objetivo de controlar, pero eso no ha dejado de lado la actitud constructiva y positiva de estar, en todas y en cada una de las instancias, aportando las mejores de las voluntades en el sentido de afirmar posiciones que ayuden, no solo en el aspecto de control, sino también de Gobierno.

Por eso, consideramos que se ha actuado de acuerdo a Derecho y a una obligación.
Desde luego, la contracara de este apoyo es manifestar nuestro malestar ante la posición que ha asumido la Cancillería al restringir, desde nuestro punto de vista, la función de nuestro representante en la Comisión, en una actitud que no nos gusta y esperamos que no se repita.
Gracias, señora Presidenta.

SEÑOR MINISTRO DE RELACIONES EXTERIORES.- Este tema lo hablamos con el integrante de la delegación uruguaya ante la CARU, señor Luis Hierro López; le hicimos conocer nuestro punto de vista. También hablamos de su papel, fundamentalmente, en representación del Estado y del Gobierno en esa Comisión y, por lo tanto, la necesidad del señor Luis Hierro López, ex Vicepresidente de la República, ex Senador, ex Ministro, de ajustar su trabajo a las estrategias de la negociación que lleva adelante esa delegación, especialmente, cuando hay instancias de negociación bilaterales muy importantes que no están cerradas aún.

SEÑOR BAYARDI.- Quiero dejar una constancia.
Nosotros respaldamos plenamente lo actuado por la Cancillería en lo que tiene que ver con el hecho que se puso arriba de la mesa aquí, y voy a decir por qué.
En realidad, la representación de Uruguay ante la CARU es plural; habrá quedado determinada así porque en su momento se habrá definido con Argentina que fuera así -me parece muy bien que el Poder Ejecutivo haya dado representación para integrarse, designar y poder participar de ella a representantes de otros partidos políticos-, pero es un cuerpo colegiado que inscribe su accionar en la estrategia que tenga el Estado como tal con relación a la administración del Río Uruguay. No hay representación de carácter político partidario -nunca lo entendí así- para expresar las consideraciones que se quisieran hacer.

Por lo tanto, de más está decir que respaldo lo actuado por la Cancillería, que ha trascendido en los últimos días.

SEÑOR OSTA.- Quiero hacer una última precisión.
Más allá de la naturaleza política de una designación, al hacer pública la información -lo que, a nuestro juicio, es positivo-, en definitiva, se está cumpliendo con el Acuerdo Presidencial de Olivos que establecía que esta información sería pública, respetando los tiempos científicos, según se sostiene. No entendemos por qué este tipo de información forma parte de una negociación.

En todo caso, queremos reafirmar que la intervención y la posición política asumida por uno de los representantes de la Comisión se ajustaba totalmente a la normativa. Por lo tanto, no solo desde el punto de vista formal, sino también desde lo sustancial, respaldamos su actuación.

SEÑOR MINISTRO DE RELACIONES EXTERIORES.- En primer lugar, quiero manifestar nuestro más profundo respeto personal y profesional a la figura del ex Vicepresidente de la República Luis Hierro López y a su dimensión política. En la conversación que mantuvimos con él, comprendió perfectamente los términos de referencia de lo que estábamos hablando.

SEÑORA PRESIDENTA.- Agradecemos profundamente al señor Canciller, al señor Subsecretario y a todo el equipo por tan larga comparecencia al Parlamento.

Se levanta la reunión.